INICIO Seguridad y Justicia Seg y Jus En Honduras, un desastre hecho en los E.E.U.U.

En Honduras, un desastre hecho en los E.E.U.U.

E-mail Print PDF

Por Dana Frank

SANTA CRUZ, Calif.
 
Es tiempo de reconocer el desastre de política exterior en que se ha convertido el apoyo americano a la administración de Porfirio Lobo en Honduras. Desde el 28 de junio de 2009 donde un golpe depuso al presidente democráticamente electo, José Manuel Zelaya, el país ha descendido profundamente en un abismo de derechos humanos e inseguridad. Ese abismo es en buena parte la obra del Departamento de Estado.


Los titulares han estado llenos de historias de horror acerca de Honduras. De acuerdo a las Naciones Unidas, tiene el índice de asesinatos más alto del mundo, y San Pedro Sula, su segunda ciudad,  es más peligrosa que Ciudad Juárez, México, un centro de la violencia de los carteles de la droga.
 
Mucha de la prensa en los Estados Unidos ha atribuido esta violencia solo al tema de drogas y a las pandillas. Pero el golpe fue el que abrió las puertas a un inmenso incremento del tráfico de drogas y la violencia, y desencadeno una ola continua de represión patrocinada por el Estado.

El actual gobierno del Presidente Lobo gano el poder en Noviembre de 2009 en elecciones manejadas por las mismas figuras que iniciaron el golpe. Muchos candidatos se retiraron en protesta, y todos los mayores observadores internacionales boicotearon la elección, excepto el Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Internacional Republicano, quienes fueron financiados por los Estados Unidos.
 
El Presidente Obama rápidamente reconoció la victoria del Señor Lobo, aun cuando la mayoría de América Latina no lo haría. El Gobierno del Señor Lobo es,  de hecho, un hijo del golpe. Mantuvo a la mayoría de figuras militares que perpetraron el golpe, y ninguno ha ido a la cárcel por iniciarlo.
 
Esta cadena de eventos - un golpe que los Estados Unidos no detuvo, una elección fraudulenta aceptada,  ha permitido a la corrupción florecer. El sistema judicial prácticamente no funciona. Reina la impunidad. Al menos 34 miembros de la oposición han desaparecido o han sido asesinados, y más de 300 personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad desde el golpe, de conformidad a organizaciones líderes de derechos humanos como COFADEH. Al menos 13 periodistas han sido asesinados desde que el Señor Lobo asumió el mando, de conformidad al Comité para la Protección de Periodistas.

La policía en Tegucigalpa, la capital, se cree ha asesinado al hijo de Julieta Castellanos, la Rector de la Universidad más grande del país, junto a su amigo, en octubre 22 de 2011. Altos oficiales policiales rápidamente admitieron que sus sospechosos eran oficiales de policía, pero fallaron en detenerlos inmediatamente. Cuando prominentes figuras han salido ha acusar a la policía son acribillados por escuadrones de la muerte y narcotraficantes, el más famoso acusador fue el antiguo comisionado de policía, Alfredo Landaverde. El fue asesinado el 7 de diciembre, hasta ahora el gobierno ha comenzado hacer significativos arrestos de oficiales de policía.

La represión patrocinada por el estado continúa. De acuerdo a COFADEH, al menos 43 activistas campesinos participando en la lucha de tierras en el valle del Aguán han sido asesinados en los pasados dos años y medio de mano de la policía, militares y ejércitos privados de seguridad de Miguel Facussé. El Señor Facussé ha sido mencionado en cables de la Embajada de los Estados Unidos, hechos públicos por Wikileaks como el hombre más rico de Honduras, un gran sostén del régimen post-golpe y dueño de tierras usadas para traficar cocaína.

Y a pesar de esto, a inicios de octubre, el Señor Obama alabó al Señor Lobo en la Casa Blanca por su liderazgo en la “restauración de las prácticas democráticas”. Desde el golpe los Estados Unidos han mantenido y en algunas áreas incrementado el financiamiento en Honduras a la policía y militares y ha ampliado sus bases militares ahí, de acuerdo a un análisis realizado por la Sociedad por la Reconciliación. Con esto el Congreso, ha empezado a retirarse. En mayo pasado, 87 miembros firmaron una carta a la Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton exigiendo por una suspensión de la ayuda policial y militar a Honduras. El Representante Howard l. Berman de California el líder demócrata en el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso, le escribió a ella en Noviembre 28, consultando si los Estados Unidos estaban armando a un régimen peligroso. Y en diciembre, el Senador Patrick J. Leahy, Demócrata por Vermont y otros,  obtuvieron que se condicionara una pequeña porción de ayuda policial y militar para Honduras.

Porque el Departamento de Estado se ha lanzado detrás de la administración Lobo a pesar de las evidencias de la corrupción del régimen?  En parte porque ha sido enterrados por la circunscripción Cubana-Americana de la Representante Ileana Ros-Lehtinen, la Presidente del Comité de Relaciones Exteriores, y sus aliados.  Ellos han sido feroces sobre Honduras como un primer dominó con el que pueden empujar contra la línea gobiernos de izquierda y centro-izquierda que han ganado elecciones en América Latina en los últimos 15 años. Con su base militar aérea Americana, Honduras es crucial para la estrategia militar de  los Estados Unidos en América Latina.

Cuando Honduras cae en el trágico abismo, es finalmente el tiempo para cortar toda la ayuda policial y militar. “Paremos de alimentar a la bestia.”Es la forma en que lo dice la Señora Castellanos, la académica cuyo hijo fue asesinado. Ella al igual que otros defensores de derechos humanos, insisten que el gobierno de lobo no se puede reformar a si mismo.

Tras bambalinas el Departamento de Estado esta comenzando a ayudar en la situación. Pero los activistas de derechos humanos hondureños, junto a muchos de nosotros en los Estados Unidos que nos preocupamos por Honduras, no creemos que esta administración pueda, o deba,  manejar una limpieza de la misma podredumbre que ayudo a crear apoyando a un gobierno que le debe su poder a un golpe.

En su lugar, necesitamos respetar propuestas para visiones alternativas que los defensores hondureños de derechos humanos y la oposición han comenzado a formular. Estas vienen de personas que siguen luchando contra el golpe y quienes continúan seguir pagando el precio de ser asesinados por las fuerzas de seguridad del estado.

Ellos y no el Departamento de Estado, tienen el derecho de liderar su país hacía adelante.
 
*Dana Frank, profesora de historia de la Universidad de California, Santa Cruz, esta escribiendo un libro A.F.L. –C.I.O.  Intervención  de la Guerra Fría en el movimiento sindical en Honduras.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
smaller | bigger

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
Last Updated ( Friday, 27 January 2012 14:34 )  

Registrate

  • Login
  • Sign up
    Registration
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.
  • Interesante