Defensores en linea

Monday
Dec 22nd
INICIO Seguridad y Justicia Seg y Jus ¡Alto a la injusticia y la impunidad en El Bajo Aguán! ¡Sí a la justicia!

¡Alto a la injusticia y la impunidad en El Bajo Aguán! ¡Sí a la justicia!

E-mail Print PDF

Las integrantes de la Confluencia Feminista Mesoamericana Las Petateras apoyamos y nos solidaridarizamos con las luchas de las mujeres y de las comunidades campesinas del Bajo Aguán, Honduras. A la vez, saludamos y apoyamos plenamente la Audiencia Pública sobre Derechos Humanos que se celebrará este 28 de mayo de 2012, en el Bajo Aguán. Apoyamos esta Audiencia como mecanismo de denuncia, visibilización e instancia para la justicia frente a las múltiples y reiteradas violaciones a los derechos humanos de mujeres y hombres de las comunidades campesinas del Bajo Aguán, desde septiembre del 2009.

Llamamos a todas las organizaciones defensoras de derechos humanos que participan en esta Audiencia, a tomar en cuenta el impacto diferenciado que la violencia provoca en la vida y cuerpos de las mujeres y cómo las consecuencias de las violaciones a los derechos humanos en general, repercuten de forma particular en ellas, muchas han sido abusadas sexualmente y son quienes resisten la pérdida de familiares asesinados, perseguidos, detenidos, torturados y enfrentan el miedo, dolor e injusticia, que se reproduce cotidianamente porque deben seguir cuidando su familia, conllevando esto a un  cuadro de violencia psicológica silenciada por la persistencia de amenazas, miedo e impunidad.  Este llamado lo hacemos extensible a la Comisión Interamericana de Derechos  
Humanos de la OEA, y las instancias de las Naciones Unidas responsables de velar por el respeto de los derechos humanos, movimientos de solidaridad, organizaciones hondureñas de derechos humanos y funcionarios públicos del gobierno, siendo que Honduras es un país con alta cifra de feminicidios.

Apoyamos las voces de las mujeres presentes en la Declaración Final del I Encuentro Internacional de Derechos Humanos, quienes desde el Taller Cuerpos, Luchas y Resistencias de las Mujeres, demandaron con fuerza el apoyo “al creciente movimiento de mujeres que en esta zona, este país y en todo el mundo, lucha contra todas las formas de violencia y agresión contra las mujeres por ser mujeres, fuera y dentro de las organizaciones y casas; y alentamos la participación en todos los espacios y movimientos como sujetas protagónicas, con recursos financieros y el poder de tomar decisiones y no sólo como cocineras y madres de familia”.
 
Nos  manifestamos a favor que sean tomadas todas las medidas necesarias para la protección de aquellas mujeres que brinden testimonio, testifiquen o participen en la Audiencia, como está explicitado en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer y en otros Tratados sobre Derechos Humanos, que estipulan la protección de las víctimas en situaciones de conflicto, como es el caso de la zona militarizada de El Aguán.

Llamamos a la protección, apoyo y cuidado de las defensoras de la tierra, como principio ético-humano.

Apoyamos la visibilización de las mujeres en esta Audiencia y nos proponemos documentar su participación; que sean visibles las violaciones a los derechos humanos, en un momento en que continúan los asesinatos de campesinos. Entre septiembre del 2009 y marzo del 2012 han sido asesinadas 45 personas en el Bajo Aguán, entre ellas dos mujeres. Esta situación es parte de una escalada conservadora que va en aumento, impulsada por grupos económicos, militares y políticos alineados y parte del Opus Dei, convertidos en paraestatales, quienes atemorizan a las poblaciones.

Hacemos constar ante esta Audiencia, algunas violaciones a los derechos humanos de las mujeres que hemos documentado en el Taller Cuerpo, Luchas y Resistencias de las Mujeres y en el I Encuentro Internacional de Derechos Humanos en Solidaridad con el Aguán, realizados el recién pasado mes de febrero, en los asentamientos La Esperanza y en Tocoa, Colón. Para las campesinas el derecho a la tierra es un pendiente histórico, agudizado en el marco del modelo agroexportador, de monocultivo. En el Aguán, terratenientes que encabeza el empresario Miguel Facussé, con un complejo industrial de grandes propiedades dedicadas a la palma africana, han alentado el desempleo y la marginación; y mediante métodos fraudulentos han expropiado miles de hectáreas en manos de campesinos, pagándoles el diez por ciento de su valor real. A lo anterior se agrega la migración de las mujeres y su desplazamiento desde otras zonas, por violencia. 

La histórica invisibilidad vivida por las mujeres, no sólo desconoce el papel que desempeñamos en la sociedad, tampoco toma en cuenta el aumento de responsabilidades que se producen debido a la migración de los hombres; y nos ubica como grupos vulnerables que “requieren de asistencia”, sin valorar nuestro trabajo y reconocernos como grupo estratégico en la producción y suministro de alimentos, agentes económicos generadoras de riqueza y desarrollo en las comunidades.

Las hondureñas, de las zonas rurales y de la ciudad, experimentan un retroceso en sus derechos.  Honduras es el único país del mundo que enviará a la cárcel a las mujeres por adquirir y usar la Pastilla de Anticoncepción de Emergencia. Esto ha generado una campaña internacional con más de 700 mil firmas de repudio, así como llamados a la solidaridad, cartas a misiones diplomáticas, marchas y pronunciamientos. Asimismo, la vida de las periodistas y las comunicadoras corre peligro en este país mesoamericano. Nos sumamos a la solidaridad internacional con Dina Meza y todas los que han perdido la vida, o la ven amenazada por el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, la información y la comunicación.

“No podemos construir una verdadera democracia si las mujeres sufrimos violencia, la cual enfrentamos en nuestros hogares, en la cama, en nuestras comunidades y en las organizaciones políticas, organizaciones sociales y gremiales en las que participamos […] No es posible construir un Estado o un proyecto político verdaderamente democrático sin antes haber asumido el tema de la violencia contra las mujeres y si no se acepta que hay relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres, donde ellos tienen privilegios, en un sistema que lo utilizan a su favor y al final las mujeres estamos en una situación de desventaja…”
Gilda Rivera, feminista hondureña e integrante de Petateras.


Dese la violencia en El Aguán.
No más asesinatos ni expropiaciones
¡Sí al acceso a la tierra por parte de las mujeres!



Costa Rica: Alda Facio, Aylin Morera, Ginet Vargas, María Suárez, Roxana Arroyo, Yarman Jiménez.  El Salvador: Emely Flores, Gilda Vivian Parducci, Yanira Argueta. Guatemala: Ana María Cofiño, Jeannette Asencio, Liduvina Méndez, Magda Cholotío, Patricia Ardón, Walda Barrios-Klee. Honduras: Adelay Carias, Daysi Flores, Dilcia Yamileth Zavala Zúñiga, Gilda María Rivera, Hogla Teruel, Lídice Ortega, Miriam Suazo, Regina Fonseca, Reyna Cálix, Sara Avilés Tome, Suyapa Martínez. México: Araceli González, Daptnhe Cuevas, Lucía Lagunes, María Teresa Zúñiga, Martha Sánchez, Marusia López, Pilar Muriedas. Nicaragua: Adriana Palacios, Ana Maria Pizarro, Arlen Centeno, Evelyn Cecilia Flores, Guadalupe Salinas, Malena de Montis, Marlen Chow, Martha Yllescas, Patricia Orozco, Violeta Delgado, Yamileth Mejia. Panamá: Aleyda Terán, Alibel Pizarro, Mariela Arce, Sonia Enríquez, Urania Ungo. Estados Unidos: Alejandra Scampini, Ana Luisa Ahern, Erika Guevara, Lisa VeneKlasen, Valerie Miller.

Confluencia Feminista Mesoamericana Las Petateras

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
smaller | bigger

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 

Registrate

  • Login
  • Sign up
    Registration
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.
  • Interesante