INICIO Seguridad y Justicia Seg y Jus Cruz Roja Internacional y UNICEF intervienen por heridos de Ahúas, ante indiferencia del régimen

Cruz Roja Internacional y UNICEF intervienen por heridos de Ahúas, ante indiferencia del régimen

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

Debido a la negligencia y abandono manifestadas por el régimen de Porfirio Lobo Sosa en contra de 2 sobrevivientes del  ataque de Ahúas, departamento de Gracias a Dios, la Cruz Roja Internacional (CICR) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), lograron finalmente que se interviniera quirúrgicamente al niño Walter Wilmer Morgan y al joven Lucio Nelson, después que permanecieran internos por más de 20 días en los hospitales públicos.

La información fue dada conocer en el programa radial “Resistencia” que se transmite por radio Globo, cuando su conductor Félix Molina logró establecer comunicación con los familiares de Walter Wilmer Morgan y Lucio Nelson, quienes recibieron varios impactos de bala en el ataque que efectivos militares de Honduras y agentes de la Dirección Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) perpetraron en contra de una pequeña embarcación que transportaba a pobladoras y pobladores de Ahúas en el río Patuca, en la mosquitia hondureña.

La agresión militar contra civiles indefensos se produjo según la versión de las autoridades, mientras se realizaba un operativo antidrogas en la zona. El ataque dejó 4 personas muertas, entre ellas a dos mujeres embarazadas y al menos 7 heridos de proyectiles M60 de grueso calibre.

El periodista Molina estableció comunicación con Dany Nelson, tío de Lucio Nelson quien ha permanecido por más de 20 días interno en el Hospital Regional Atlántida esperando ser intervenido quirúrgicamente, ya que en el codo de su brazo derecho se encuentra alojado un proyectil y tiene una herida profunda en la parte baja de su espalda.

Dany Nelson confirmó que su pariente fue ingresado al quirófano y que ha sido dado de alta para que se recupere de las heridas sufridas en el ataque militar. El joven fue trasladado a Tocoa, Colón, a casa de unos familiares, porque necesita regresar dentro de dos semanas a una evaluación al Hospital Regional Atlántida, de la ciudad de La Ceiba.

Nelson dijo que en varias ocasiones su sobrino fue preparado para ingresar a la sala de operaciones y que luego por razones desconocidas, se ordenaba la cancelación de la cirugía y que no fue sino por la intervención de la Cruz Roja Internacional y de UNICEF, que finalmente se logró la operación.

El jueves anterior, un equipo de defensoras de derechos humanos del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) que estuvo documentado los casos en Ahúas, departamento de Gracias a Dios durante 5 días (del 20 al 24 de mayo de 2012) acompañó a familiares de las víctimas al despacho del Secretario de las etnias, Luis Green para exponer las necesidades más urgentes.

En aquella oportunidad el ministro Green se comprometió a brindar apoyo a los heridos y se comunicó con la directora del Hospital Regional Atlántida, Lea Amador quien le manifestó que no contaba con anestesia para realizar la operación. Minutos más tarde el funcionario estableció comunicación con el Secretario de Salud, Arturo Bendaña, para gestionar el traslado del niño Wilmer Walter Morgan al Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

Las gestiones de Green no tuvieron éxito, el régimen de Lobo Sosa permaneció en silencio y mantuvo una actitud de indiferencia hacia las víctimas de Ahúas, de hecho la propia madre de Wilmer Walter (14), Sabina Romero tuvo que conseguir el dinero para pagar una ambulancia que trasladara a su pequeño, (herido de gravedad en su mano izquierda) hacia el Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

Defensoras de derechos humanos del COFADEH también acompañaron a los sobrevivientes y víctimas de Ahúas para interponer la denuncia por el ataque sufrido por militares hondureños y la DEA ante el Ministerio Público, el Representante del Alto Comisionado de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Maldonado, ante personeros de UNICEF y otros organismos internacionales.

 El jueves en horas de la noche, durante la emisión del programa “Resistencia”, Sabina Romero (madre de Wilmer Walter Morgan)  pudo finalmente respirar un poco, al confirmar que su hijo había sido intervenido quirúrgicamente, ya que después de 20 días aguardando, temía que su pequeño perdiera la mano. La situación económica de esta madre soltera que vive en Roatán, Islas de la Bahía, es precaria y necesita ayuda.

Habían pasado más de dos semanas del ataque y ninguna autoridad de Gobierno se interesó por atender las necesidades básicas de los heridos. El COFADEH que ha acompañado el proceso de documentación, investigación e incidencia decidió pedir ayuda a la Cruz Roja Internacional y a UNICEF para que intercedieran por los heridos, ante el abandono manifiesto de las autoridades de Salud Pública y del Régimen de Porfirio Lobo Sosa.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
smaller | bigger

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 

Registrate

  • Login
  • Sign up
    Registration
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.
  • Interesante