INICIO Seguridad y Justicia Seg y Jus Sin darle tregua policías y militares lo fracturaron a puros golpes

Sin darle tregua policías y militares lo fracturaron a puros golpes

E-mail Print PDF
Cuando brindó esta entrevista, Gustavo Argueta hacía unas horas había sido operado de su brazo derecho y mano izquierda, pero aunque no estaba en buen estado de salud, salió corriendo del Hospital Escuela por temor a algunos  médicos y enfermeras también lo reprimieron al dejarlo por largos horas sin atenderlo.

Argueta es vicepresidente del Sindicato de Trabajadores del Registro Nacional de las Personas, SITRARENAPE, seccional Marcala, La Paz. El 30 de julio se incorporó a una toma pacífica que el Frente Nacional de Resistencia realizaba en Ojo de Agua, en el departamento de Comayagua, como parte de las acciones que realiza para exigir el retorno del orden constitucional en el país y del presidente Manuel Zelaya Rosales, depuesto a través de un golpe de Estado civil-militar el pasado 28 de agosto.
 
Nos hicieron el sándwich, los policías nos agarraron por la parte de arriba y los militares por la parte de abajo, a pesar que habíamos hablado con ellos que la toma terminaría a las dos de la tarde, hicieron como que se replegaban, pero seguramente se pusieron de acuerdo para no dejarnos escapar con vida.
 
Con el dolor que lo provoca una operación que le practicaron en el Hospital Escuela de la capital, el 03 de agosto, contó a defensoresenlinea.com, que tantos golpes que le propinaron los policías le fracturó su brazo derecho y el cubito de su mano izquierda.
 
En la actualidad tiene que ser apoyado por otras personas para poder comer, vestirse y hacer sus necesidades, por la imposibilidad que tiene de no mover sus brazos, debido a los golpes.
 
Cuando nosotros llegamos toda la gente estaba regada en la calle, estaba la toma, eran aproximadamente las 12 del día y en la parte Norte, cuando ya  eran las 12 y media iban llegando unos 40 militares del ejército, alrededor de 40 cobras y 30 policías, relata Argueta mientras permanece casi inmóvil en un mueble, en una colonia capitalina, apoyado por familiares y directivos del SITRARENAPE.
 
Nos confiamos que el diálogo que habían sostenido los líderes del Frente Nacional de Resistencia, había bastado para que militares y policías no ejecutaron un desalojo violento.
 
Gustavo ignoraba que el día anterior la Secretaría de Seguridad había emitido un comunicado en el que señalaba que se iban a desalojar de las vías públicas cualquier persona que se manifestara.
 
Los cobras, militares y policías de la Preventiva se abalanzaron sobre todos los manifestantes golpeando a diestra y siniestra  y lanzando bombas lacrimógenas yo estaba en la parte de abajo y cuando me vieron dijeron “vos estás con los manifestantes” y de inmediato me empezaron a golpear. Un agente cobra me golpeó unas tres veces en el hombro con palos hechos de la madera verde del monte.
 
En ese momento yo corrí al monte pero ya iba con el brazo fracturado , me escondí entre la vegetación como a la hora no aguantaba el dolor y salí de allí, según yo todo había vuelto a la calma, pero mi sorpresa es que otros manifestantes iban saliendo también y se oyó que venían los policías por los que procedí a esconderme otra vez por un rato.
 
Cuando volví a salir ya me estaban esperando los policías en un camino, corrí pero me encontraron y uno de ellos me dio con un tolete en las costillas, les dije estoy fracturado, pero eso no valió porque me golpearon en la espalda y todo el cuerpo, habían como cinco o seis policías y Cobras, con los golpes me fracturaron la mano izquierda, me sacaron a punta de golpes y me  fueron maltratando como dos cuadras hasta que llegamos al carro del comando militar donde habían más personas detenidas y golpeadas, allí me siguieron golpeando como unas 50 veces con los mismos palos del monte.
 
“Creí que me iban a matar, yo digo que fue Dios que me salvó porque yo no podía ni subirme al carro,  me tiraron en la paila del carro, con mis manos imposibilitadas no podía incorporarme, la gente como era mucha la que llevaban se estaban parando en mí, los cobras empezaron a tirar bombas lacrimógenas en el vehículo donde me encontraba, estaban furiosos, como endemoniados”.
 
Gustavo fue llevado junto a más de un centenar de personas a la jefatura de la policía de Comayagua, allí fue revisado por la Cruz Roja y como consecuencia de las fractura que tenía, enviado al Hospital Santa Teresa. Cuando llegué al hospital me hicieron radiografía y vieron lo grave de la fractura y dijeron que me enviarían a Tegucigalpa para que me operaran.
 
Pero el terror no había terminado, la policía y los militares no le dieron tregua a los heridos, solo esperaron que en el Hospital les curaran las heridas y se los llevaron sin el permiso de los médicos.
 
“Cuando estuve en el hospital vi cuando la policía y el ejército se turnaban para sacar a los heridos, quedaron unos cinco policías permanentes para vigilarnos. A los heridos solo dejaban que los curaran y de allí los regresaban a la posta policial para el día siguiente remitirlos a la Fiscalía”, relató el afectado.
 
A mí me estuvieron vigilando toda la noche, tres elementos entre militares y policías  hasta que entré a la ambulancia el 31 de julio a las seis de la mañana, para ser llevado a Tegucigalpa.
 
Una delegación del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH y defensoresenlinea.com llegaron al Hospital Santa Teresa para hablar con los heridos, Gustavo no quiso hablar y con su mirada dio a entender que corría peligro si contaba lo que le pasó. En efecto unos tres policías no le quitaban la mirada.

La represión ahora  desde personal hospitalario
 
El gobierno golpista tiene sus buenos aliados en los hospitales, precisamente en el personal que atiende a los heridos de las manifestaciones, quienes llegan en un estado muy vulnerable a esos lugares, sin embargo muchos afectados y afectadas han denunciado que varios médicos y enfermeras que los atienden se han prestado para que la policía y los militares los detecten, además de el hostigamiento que reciben porque cuando les preguntan cómo es que están golpeados y les dicen que en manifestaciones, les maltratan, “aquí no te van a defender los derechos humanos, le dijo un médico a una mujer sumamente golpeada y con fracturas en sus brazos, cuando aún estaban frescas sus heridas y se encontraba tirada en una camilla en el Hospital Santa Teresa de Coamayagua.
 
Gustavo Argueta relató que cuando llegué al Hospital Escuela algunos  médicos me preguntaron qué cómo me había pasado esto y si era en la manifestación pero como vi un cierto recelo cambié la versión y les dije que fue un accidente.
 
Agregó que cuando estaba en el quirófano todavía los médicos le preguntaban “ajá y esto te pasó en la manifestación” y otro médico le dijo “no vos como estás con eso aquí estamos ya en el quirófano”.
 
Pero la pesadilla no terminó allí lcuando estaba en cuidados intensivos las enfermeras no le prestaban atención porque decían que a Argueta le había pasado eso porque participó en la manifestación, “no me hacían caso desde las dos de la mañana. Tuve que estar aguantando los maltratos”.
 
Cuando llegó el turno de las enfermeras de las seis de la mañana oí cuando una que entregó el turno  le dijo a otra que iba llegando, “este es uno de los manifestantes y es uno de los duros”. Vi un total rechazo y casi como odio hacia mí, acusó el sindicalista.
 
SITRARENAPE llevará este caso a instancias internacionales
 
Gustavo Argueta es apoyado por el SITRARENAPE, constantemente están a su cuidado Ana Julia Arana, presidenta de la organización, Maritza Somoza, Secretaria de Prensa y Propaganda y Manrique Juárez, Secretario General.
 
Dado el estado de indefensión en que se encuentran las personas que buscan justicia en Honduras por la complicidad de las instituciones encargadas con el gobierno golpista de Roberto Micheletti, el Manrique Juárez, informó que el caso de Gustavo Argueta lo llevará a las instancias internacionales y buscarán justicia para que el caso no quede impune.
 
Condenamos la represión que están viviendo los sectores organizados y el pueblo hondureño, simplemente por el hecho de protestar y hacer valer nuestros derechos, “de aquí en adelante y como no confiamos en la justicia interna, vamos a agotar los procedimientos internos solo como un requisito para buscar la vía internacional”, dijo Juárez.
 
El dirigente sindical expresó que no confían en una Corte parcializada y en una fiscalía mediatizada, más que tener temor por esta situación de represión tenemos el compromiso de seguir adelante hasta lograr la victoria.
 
Gustavo es un escribiente que tiene que utilizar las manos permanentemente y lo que le hicieron los cuerpos de seguridad es algo grave porque ha quedado imposibilitado, señaló Juárez.
 
Como Gustavo Argueta hay más personas que han sido fracturadas por desalojos violentos de la policía y Fuerzas Armadas, Carlos H. Reyes, dirigente del Bloque Popular también fue golpeado el mismo día, en la actualidad está hospitalizado en el Seguro Social debido a una fractura que tiene en su brazo, producto de los golpes que le propinaron.
 
María Inés Morales, una mujer que no participaba en la manifestación que estaba Argueta, los policías le quebraron el brazo izquierdo y le golpearon salvajemente, ella fue tomada del pelo cuando se subpia a un vehículo,  después de irle a dejar comida a su esposo pidió jalón porque no tenpia cómo regresarse, pero de nada le valió querer explicar que no era parte de los manifestantes. Otras personas corrieron la misma suerte, sus casas estaba en las orillas de la carretera el 30 de julio y hasta allí se metieron los militaresy policías a sacarlos a puros golpes.
 
Mientras tanto la Fiscalía Especial de los Derechos Humanos no tiene ni un tan solo requerimiento fiscal contra los responsables de estas graves violaciones a los derechos humanos.
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
smaller | bigger

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
Last Updated ( Monday, 10 August 2009 12:09 )  

Víctimas de violaciones a DDHH

GRADIS ESPINAL: Coordinador de la Resistencia en Nacaome, Valle. Fue secuestrado en el anillo periférico el 23/11/09,  ese mismo día fue asesinado en la aldea La Felicidad, en Tegucigalpa. Su asesinato tenía características de ejecución.
GRADIS ESPINAL: Coordinador de la Resistencia en Nacaome, Valle. Fue secuestrado en el anillo periférico el 23/11/09, ese mismo día fue asesinado en la aldea La Felicidad, en Tegucigalpa. Su asesinato tenía características de ejecución.
FRANCISCO ALVARADO: Murió a causa de una herida de bala que le infirieron agentes de policía, el 22/09/2009, a las 7 de la noche, se dirigía a realizar compras a una pulpería cercana. La policía y militares controlaban la colonia.
FRANCISCO ALVARADO: Murió a causa de una herida de bala que le infirieron agentes de policía, el 22/09/2009, a las 7 de la noche, se dirigía a realizar compras a una pulpería cercana. La policía y militares controlaban la colonia.
JUAN GABRIEL FIGUEROA TOME Miembro de la resistencia, fue encontrado muerto el día 09 de agosto de 2009, en el sector conocido como La Platanera, en la Colonia López Arellano de Choloma, Cortés, con señales típicas de una ejecución sumaria.
JUAN GABRIEL FIGUEROA TOME Miembro de la resistencia, fue encontrado muerto el día 09 de agosto de 2009, en el sector conocido como La Platanera, en la Colonia López Arellano de Choloma, Cortés, con señales típicas de una ejecución sumaria.
ROGER BADOS : Miembro del Bloque Popular y colaborador de la Escuela Metodológica de la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular, ex dirigente sindical del SITRATEXHONSA. Fue asesinado el sábado 11 de julio, por un desconocido que llegó a su casa.
ROGER BADOS : Miembro del Bloque Popular y colaborador de la Escuela Metodológica de la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular, ex dirigente sindical del SITRATEXHONSA. Fue asesinado el sábado 11 de julio, por un desconocido que llegó a su casa.
Anastasio Barrera : Campesino miembro de las Cooperativas el Buen Samaritano del Jardín Clonal de San Juan Pueblo, fue secuestrado el 05 de Julio por hombres encapuchados que irrumpieron en su casa. Su cuerpo fue encontrado seis dìas despuès.
Anastasio Barrera : Campesino miembro de las Cooperativas el Buen Samaritano del Jardín Clonal de San Juan Pueblo, fue secuestrado el 05 de Julio por hombres encapuchados que irrumpieron en su casa. Su cuerpo fue encontrado seis dìas despuès.
Claudia Brizuela: Asesinada el 24 de febrero de 2010. Hija del dirigente social y miembro activo de la Resistencia Pedro Brizuela. Fue asesinada en su casa de habitación en San Pedro Sula, por  sujeto desconocido.
Claudia Brizuela: Asesinada el 24 de febrero de 2010. Hija del dirigente social y miembro activo de la Resistencia Pedro Brizuela. Fue asesinada en su casa de habitación en San Pedro Sula, por sujeto desconocido.
Julio Funes Benítez: Miembro activo de la resistencia. Sindicalista del SITRASANAA. Fue asesinado por hombres en motocicleta en la colonia Brisas de Olancho, de Comayaguela, donde él residía, el 15 de febrero de 2010. Habìa recibido amenazas a muerte.
Julio Funes Benítez: Miembro activo de la resistencia. Sindicalista del SITRASANAA. Fue asesinado por hombres en motocicleta en la colonia Brisas de Olancho, de Comayaguela, donde él residía, el 15 de febrero de 2010. Habìa recibido amenazas a muerte.
Edwin Renán Fajardo : Miembro activo de artistas en Resistencia contra el golpe de Estado, fue encontrado estrangulado en una bodega del apartamento en que vivía en el barrio San Rafael de Tegucigalpa, el 22 de diciembre de 2009
Edwin Renán Fajardo : Miembro activo de artistas en Resistencia contra el golpe de Estado, fue encontrado estrangulado en una bodega del apartamento en que vivía en el barrio San Rafael de Tegucigalpa, el 22 de diciembre de 2009

Registrate

  • Login
  • Sign up
    Registration
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.
  • Interesante